A penas se decretaba el Covid-19 como una pandemia, laboratorios, universidades y científicos se dedicaron a la búsqueda de una cura, una solución para este flagelo que no hace distinción entre a quien ataca.

En muchas partes del mundo se comenzó a buscar una vacuna, Inglaterra, Rusia, Australia, Brasil, Estados Unidos, España  y otros países han estado trabajando y compitiendo a ver quién la saca primero.

Con 213 países en donde el contagio existe, y que ha alcanzado más de 41 millones de contagiados a nivel mundial, no es de esperar que los científicos pongan todos sus esfuerzos en trabajar en conjunto para buscar una vacuna urgentemente

Urge encontrar una vacuna

Existen mucha controversia con respecto a la necesidad de una vacuna, pero el Coronavirus ha demostrado ser más contagioso de lo que se creía al principio, y si se quiere volver a la vida que se tenía antes, hay que tener en cuenta de que este patógeno puede haber llegado para quedarse.

A pesar de las medidas de resguardo, como el uso de mascarillas, las medidas de higiene y el distanciamiento, el contagio ha sido enorme, estas medidas deberán seguirse mientras se logra la vacuna y la población mundial haya sido vacunada.

Sin embargo, hay alrededor de 40 vacunas contra el coronavirus diferentes en ensayos clínicos, incluida una que está siendo desarrollada por la Universidad de Oxford que ya se encuentra en una etapa avanzada de pruebas.

El virus se propaga fácilmente y la mayoría de la población mundial sigue siendo vulnerable a él. Una vacuna proporcionaría cierta protección al capacitar al sistema inmunológico de las personas para que luchen contra el virus para que no se enfermen.

Esto permitiría levantar los bloqueos de manera más segura y relajar el distanciamiento social.

Es lo mismo que sucede cuando proteges tu hogar, y el cerrajero coloca un nuevo sistema de seguridad, y puedes relajarte y estar más tranquilo de salir y dejar tu casa sola.

Los progresos hasta ahora

La investigación se está llevando a cabo a una velocidad vertiginosa. Aproximadamente 240 vacunas están en desarrollo temprano, 40 en ensayos clínicos y nueve ya en la etapa final de prueba en miles de personas.

Los ensayos de la vacuna Oxford muestran que puede desencadenar una respuesta inmune, y se firmó un acuerdo con AstraZeneca para suministrar 100 millones de dosis solo en el Reino Unido.

Los primeros datos de ensayos en humanos en mayo indicaron que los primeros ocho pacientes que participaron en un estudio de EE. UU. produjeron anticuerpos que podrían neutralizar el virus, sin embargo, esta semana que pasó, una persona participando en el estudio en Brasil, falleció aunque aún no se tienen datos sobre su fallecimiento.

Un grupo en China demostró que una vacuna era segura y condujo a la producción de anticuerpos protectores. Se pondrá a disposición del ejército chino.

Igual Rusia ha dicho que su vacuna está lista y están ya haciendo sus ensayos.

Otros enfoques completamente nuevos para el desarrollo de vacunas se encuentran en ensayos en humanos.

Sin embargo, nadie sabe qué tan efectiva será cualquiera de estas vacunas.

Pero los científicos son optimistas de que, si los ensayos tienen éxito, entonces un pequeño número de personas, como los trabajadores de la salud, pueden vacunarse antes de fines de este año.