La verdad es que Europa ha sido una de las zonas que más ha sufrido por la pandemia, y ya se están preparando para una tercera ola de contagios de coronavirus y esto con el gran problema que se ha presentado con la escasez de vacunas disponibles tanto para Europa como para el resto del mundo.

Por tal motivo, se convocó a una cumbre por video a los líderes de la Unión Europea, donde discutieron puntos tan importantes como la distribución de la vacuna entre los estados miembros y un mejor control y transparencia en la exportación de esta, ya que se avecinan nuevas restricciones en vista de la inminente tercera ola de la pandemia.

En una declaración después de su videoconferencia, los líderes de la UE “subrayaron la importancia de la transparencia y el uso de autorizaciones de exportación”, pero también “reconocieron la importancia de las cadenas de valor globales” en la distribución de vacunas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, destacó que la Unión Europea ha exportado 77 millones de dosis de vacunas, de las cuales 21 millones fueron exportadas al Reino Unido, que ya no forma parte de la Unión Europea.  Aparte de eso, señaló que no han importado ninguna vacuna.

AstraZeneca aún debe tres cuartos de los 120 millones de dosis de vacunas que prometió.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha decidido poner a Francia en la lista de países de alto riesgo más afectados por la pandemia de COVID-19. De confirmarse esta información, se podrían desencadenar nuevas medidas para restringir los viajes entre los dos países vecinos.

El panorama

Francia está emergiendo como el lugar problemático de Europa, y los viajeros del país también podrían enfrentar pronto nuevas restricciones más estrictas para ingresar al Reino Unido, como advirtió el primer ministro Boris Johnson esta semana.

Mientras tanto, la escasez de vacunas y la mala logística continúan obstaculizando las vacunas en toda la UE, donde solo el 14% de la población ha recibido una inyección hasta ahora.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el jueves que era hora de que la UE pensara en una respuesta «más rápida y fuerte» a la crisis, tal como las respuestas que dan los cerrajeros cuando los llamas por una emergencia, porque te dejaste las llaves dentro.

Los estados miembros aún tienen que gastar 1 centavo del paquete de 750 mil millones de libras esterlinas que lograron acordar el año pasado para amortiguar el golpe de la primera ola de la pandemia.

Los funcionarios de salud alemanes han advertido que la tercera ola de coronavirus en el país podría ser la peor hasta ahora ya que hay claras señales que de podría ser inclusive peor que las anteriores, y que colocará a los hospitales del país bajo una presión severa si no se controla.

Mientras siguen esperando por una mayor producción de las vacunas para poder cubrir la demanda que se tiene en Europa actualmente.