El coronavirus que ya ha sido declarado como pandemia, por el gran nuero de infectados a nivel mundial, ha obligado a todas las confederaciones deportivas mundiales, nacionales y regionales a suspender cualquier actividad deportiva, esto por el gran riesgo de contagio.

Y esto no solo en las competiciones que albergan a grandes cantidades de personas, sino también aquellas que se llevan a cabo sin público, pro el riesgo que hay de infección entre los atletas, lo cual ha sido lamentable, pero hay que entender que antes de cualquier cosa, esta la salud.

Es importante entender el origen de la medida

En algunos países esta decisión de suspender todas las competiciones y actividades deportivas se ha tomado luego de que los gobiernos nacionales hayan decretado emergencia y suspendido cualquier actividad que implique la reunión de grandes masas, como es el caso de las competiciones deportivas.

Y es que cuando muchas personas están juntas, el riesgo de la propagación de la enfermedad contagiosa, como lo es el coronavirus es realmente grande, por ello hay que estar consciente de la situación.

Al principio muchos atletas sentían que la decisión de suspender todas estas actividades era un tanto exagerada, especialmente en países en donde los casos confirmados no eran muchos, pero luego al ver que la situación se ha salido de control casi en todo el mundo, y que muchos deportistas han dado positivo a las pruebas, entonces cambiaron de opinión.

Es importante tomar decisiones que beneficien a todos

Ciertamente, tanto las asociaciones deportivas, los equipos, los atletas y todo el público que esperaba con ansias ciertas competiciones no están del todo contentos con esta medida, pero la realidad es que el coronavirus ha causado una gran cantidad de muertes en el mundo entero, por tal razón es muy importante prestar atención a esta enfermedad.

Y según declaraciones de muchos atletas, es muy importante que sus seguidores estén bien, no ponerlos en riesgo, así como también la negativa de muchos atletas de jugar sus competiciones a puerta cerrada, porque creen que los fanáticos merecen estar en cada competición.

Porque la realidad es que las competiciones deportivas no tienen sentido si no se hacen con el público, por ello es que hay que proteger a los atletas y también al público, para que cuando todo vuelva a la normalidad y este virus se supere, todo vuelva a ser como antes.

Se teme por la realización de las olimpiadas

Aunque en China el virus ya está contenido, y muchas personas han regresado a sus casas completamente curadas, la realidad es que en el resto del mundo, especialmente en Europa y e América Latina, es cuando la enfermedad comienza a hacer estragos, así que habrá que esperar a ver cual ser es el desenlace de toda esta situación.

Por ello hay que rogar porque los juegos olímpicos no se suspendan y que toda esta situación pase y todo vuelva a la normalidad, en especial a los preparativos de las olimpiadas.